miércoles, 27 de junio de 2007

Geografía

L a geografía de Egipto comparte dos continentes: África y Asia; Egipto se encuentra en el extremo nordeste de África y forma parte del occidente de Asia (península del Sinaí); limita al norte con el mar Mediterráneo, al este con el mar Rojo e Israel, al sur con Sudán y al oeste con Libia.

Las regiones naturales de Egipto son: el valle del Nilo, el Delta, los desiertos oriental y occidental, y la península del Sinaí.
Egipto es una prolongación del gran desierto que se extiende desde el Atlántico hasta el ma Rojo, en el África septentrional. Pero en Egipto se introduce una variante decisiva que viene determinada por la presencia del río Nilo, uno de los primeros ríos del mundo por su longitud, que recorre el país de sur a norte en casi mil kilómetros, con fértiles riberas, cuya anchura varía de uno a veinte kilómetros. Hacia Asiut pierde caudal, por la conexión con canal que desvía el agua al lago Birket Qarun, en El Fayum, y desemboca en el Mediterráneo conformando un gran delta.

La población de Egipto vive y prospera en función de ésta corriente fluvial; prueba de ello es que las únicas tierras habitadas del país, el 3,5% de la superficie total, son las que corresponden al delta, la región de El Fayum y la estrecha franja de tierras regadas por el Nilo y abonadas antiguamente por los fértiles limos que el río acarreaba desde su origen en el lago Victoria, en África central. Además, hay algunas poblaciones de menor relevancia ubicadas en los oasis y la costa del mar Rojo. El Cairo, la capital, es la ciudad más poblada del continente africano.
La monotonía del desierto queda rota con la aparición de una serie de oasis que se encuentran diseminados a ambos lados del curso del Nilo. Más allá de éstos se expande el desierto, casi deshabitado e improductivo, de mínima importancia económica, pues desde la antigüedad Egipto sólo era "un don del Nilo" –Herodoto– y las tierras por él regadas.


El Relieve

El relieve lo forma una gran capa de arenisca cubierta por rocas calizas. Al oeste del río se encuentran depresiones con oasis y yacimientos de sal. Es la zona menos accidentada y donde se encuentra el denominado erg o desierto líbico (Sahrā al-'Lībīya), que es la continuación del desierto del Sahara. Es una meseta cubierta de arenas cuya altitud oscila entre los 200 y 500 m. Las depresiones endorreicas de Qattāra (oasis de Siwa) y El Fayum, que están por debajo del nivel del mar, interrumpen la continuidad del desierto. Las capas freáticas que afloran en el fondo de éstas depresiones determinan la presencia de oasis. Al este del Nilo, el desierto Arábigo (Sahrā el-'Arabīya) forma una unidad estructural con el desierto montañoso de la Península de Arabia, de la cual fue separado por la gran falla que dio origen al mar Rojo.
La Península del Sinaí, en tierra asiática, y separada de Egipto por el Canal de Suez, presenta las mismas características del desierto Arábigo, con altitud superior a los 2.000 m, como el Yébel Katerīna (2.641 m).


El clima


El clima de Egipto es desértico, de inviernos tibios y veranos muy calurosos. En verano las altas temperaturas son mitigadas por los vientos etesios, que soplan desde el Mediterráneo atraídos por la zona de bajas presiones del interior África. En invierno sopla el khamsīn, viento ardiente y cargado de electricidad procedente del sudeste.


Hidrografia


La pluviosidad es casi nula. Las precipitaciones, por lo común de carácter torrencial, son siempre inferiores a los 250 mm anuales, y las mayores cantidades se registran en el litoral: Alejandría (184 mm) recibe las máximas precipitaciones (El Cairo 24 mm y Asiut 3 mm). La media anual es de 180 mm anuales, con máximo en las cumbres de 310 mm. La oscilación térmica anual es poco notoria, mientras que la oscilación diurna alcanza valores muy altos.

(Fuente http://es.wikipedia.org/)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me sirvio mucho =) 10 puntoss jeje

Anónimo dijo...

muy excelente estuvo

Anónimo dijo...

muy excelente estuvo b

Anónimo dijo...

interesante y práctico